un lugar para la memoria de jairo varela




Cuando murió Jairo Varela el clamor popular fue el punto de partida para que con el apoyo de agremiaciones musicales y concejales de la ciudad, el alcalde Rodrigo Guerrero firmara el decreto por el cual la plazoleta llevara el nombre de Jairo Varela, el fundador del Grupo Niche. De ahí en adelante, nació la idea de Cristina Varela, cuarta hija del maestro, de crear un espacio para la memoria de su padre. Apoyada por Umberto Valverde, su biógrafo y amigo, y con el apoyo de la Secretaría de Cultura, durante la administración de María Helena Quiñonez, se inauguró el 9 de diciembre de 2014 lo que se llamó inicialmente Sala de Exposición Jairo Varela.


En marzo de 2015 se consolida legalmente la Fundación Museo de la Salsa Jairo Varela y en el final de este año, con el diseño de María Fernanda Maldonado, se hizo el montaje de la primera fase, que incluye una parte de la Colección Jairo Varela y las donaciones entregadas al Museo, la primera de Oscar De León y la segunda por la Fundación Celia Cruz de Miami, a través de Omer Pardillo Cid, que consiste en un vestido y una peluca de la gran cantante cubana, los cuales vistió en un concierto de RMM en 1994 en Cali, Colombia.


La Plazoleta Jairo Varela tiene como atracción la escultura de Fredy Pantoja, que acogió el talento del músico chocoano para construir por primera vez en nuestro país una estructura sonora. De esta manera, el compromiso del Museo Jairo Varela es convertirse en un espacio interactivo de última tecnología, para el cual contará con el apoyo de la Fundación Parquesof. La Fundación Museo de la Salsa Jairo Varela tiene entre sus objetivos realizar una labor pedagógica sobre la música, en sus diferentes vertientes y otras expresiones del arte. Así como también tener una programación que se pueda implementar con el apoyo de las entidades municipales y departamentales, como de la empresa privada, con espectáculos experimentales.


Un lugar para la memoria de Jairo Varela es también un lugar referente para la salsa en Cali, en todas sus vertientes, la música popular, el baile y la melomanía, un espacio que desde ya es conocido internacionalmente a través de la confianza que inspira el nombre de Jairo Varela y de los grandes músicos y orquestas.