Jairo Varela Martínez, nace en Quibdó, el 9 de diciembre de 1949. Es hijo de Teresa Martínez, educadora, poetisa, gestora cultural. Fue Secretaria de Cultura de Chocó. Era una intelectual adelantada para su época. Hoy en día se recupera su obra e importancia en la literatura colombiana. Toda la vena poética de Jairo Varela está relacionada a ella. La admiraba incondicionalmente y publicó dos de sus libros. Uno de sus mayores sufrimientos en el periodo de la cárcel, es que el fiscal no le permitió asistir a su funeral. 

Varela empezó a componer en Quibdó, de niño dice haber aprendido algo de música con el padre español Isaac Rodríguez, que se encontraba en la catedral Francisco Asis. Después se trasladó a Bogotá, en la década de los años 70 y empezó a buscar oportunidad como compositor. Vendió algunas letras, hacía coros. Soñaba con armar una orquesta. En 1988, grabó su primer tema, Niche como yo, antes de nacer el grupo Niche, con un formato de sonora. En 1979 crean con Alexis Lozano el Grupo Niche, bajo el auspicio de Ostual Serna, un guitarrista que los conocía y los juntó. Niche graba su primer álbum y después un sencillo. Esto los lleva a firmar con Codiscos y graban Buenaventura y Caney que es el tema de presentación en emisoras y en discotecas. Con ese tema pegado los invitan a una gira a Nueva York. Para Varela en ese momento es cuando ciertamente se consolida Niche. Después, vienen a una gira a Cali en 1981 y decide quedarse en la ciudad de la salsa, entiende que su futuro está ligado a esta ciudad. Tres años después, escribe Cali Pachanguero y se le abren las puertas del éxito. Desde entonces, grabó muchos temas dedicados a Cali y repetía incesamente: “Todo se lo debo a Cali”. 

Jairo Varela fue un visionario de la música, acogió la salsa para incluirle su sonido pacífico, pero en una estructura de vientos y trombones, con mucha influencia del sonido de Nueva York. Compuso más de 210 canciones, con un gran porcentaje que fueron y son éxitos en el mundo. Admirado por todas las figuras de la salsa contemporáneos, cercano a Oscar de León, a Johnny Pacheco, a Celia Cruz.  

Su muerte, el 8 de agosto del 2012, fue un impacto para la música. Más de 500 mil personas asistieron a su funeral. Solo comparable a funerales como el de Agustín Lara o Celia Cruz. Es el emblema de Cali, el ícono de la salsa colombiana.  

Jairo Varela Martínez