Teresa Martínez de Varela

 

Entre sus libros podemos mencionar la novela “Guerra y amor” cuenta los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial; “Mi Cristo Negro” narra la muerte de Manuel Saturio Valencia; la novela “Papi Gamín”, publicada por estudios Niche; la biografía de Diego Luis Córdoba; ensayo como “Acuarelas del Chocó”, además de muchas obras inéditas, compuesta por obras teatrales, epopeyas, elegías, himnos, canciones y poemas románticos.  Hace poco se publicó una biografía de Teresa Martínez de Varela titulada “En honor a la verdad”. También realizó óleos sobre personajes y paisajes.

Los que conocieron a Teresa Martínez de Varela cuentan que era una mujer dinámica, locuaz, emprendedora y controvertida para su época. En la revista Afro, correspondiente al mes de septiembre-octubre de 2009, se publica un artículo de Úrsula Mena Lozano, titulado “Teresa Martínez de Varela: ¿una mujer nacida fuera de época?”, donde se afirma que ella fue una de las primeras mujeres que en Quibdó se alisó el cabello, de las primeras en usar peluca, se vistió a la moda europea, de las primeras en usar minifalda, de las primeras en participar en eventos de plaza pública para defender  los derechos y la dignidad del pueblo chocoano ante la propuesta de desmembración por parte del gobierno del General Rojas Pinilla”, en fin, fue una mujer moderna y adelantada para su época.

Cuando Jairo Varela tenía ocho años su madre le regaló una guitarra y cambió su vida para siempre. Jairo siempre ha reconocido este gesto y dice: “Sabe que significó el esfuerzo de mi madre para comprarla”. De ahí en adelante, Varela sólo pensó en ser músico. Por eso nunca aceptó que le hayan impedido ir al entierro de su madre cuando él se encontraba en la cárcel.

En la edición del 1 de julio de 1997, número 62, del periódico La Palabra, de la Universidad del Valle, se publica un reportaje a Jairo Varela titulado “A prueba de fuego, con el nuevo elepé: de la cárcel al cielo de la música”.

También publicamos un texto titulado “Vida genial de Jairo Varela”, escrito inédito de Teresa Martínez de Varela, donde cuenta el nacimiento de su hijo. Jairo Varela me lo regaló como una pieza incunable.

El 16 de junio de 1998, Teresa de Varela murió, a los 86 años. Jairo Varela estaba preso, quiso ir al entierro, no le dieron permiso. Es una rabia contra la sociedad que llevó por dentro. Nunca entendió ni perdonó la decisión del Fiscal.

La amaba y la respetaba, aunque aparentemente nunca la leyó.

teresa2.jpg

“Teresa Martínez de Varela: ¿una mujer nacida fuera de época?”

Úrsula Mena Lozano